A pesar de la crisis, el auge de la compra por Internet, la mayor concienciación medioambiental y frente al consumo, que está favoreciendo la proliferación del consumo colaborativo o incluso del anti-consumismo; no podemos negar que una gran mayoría seguimos disfrutando cuando vamos de compras.

Según la consultora de tendencias Trendwatching, comprar en las tiendas físicas satisface las necesidades más profundamente arraigadas de los consumidores de contacto humano, de satisfacción instantánea, de promesas sobre experiencias (compartidas), de contar historias.

Esta incesante búsqueda de experiencias por parte de los consumidores, unida a las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología, la Web y las comunidades que se van creando, están transformando por completo el mundo de la distribución.

Si bien el ecommerce seguirá desarrollándose, y mucho, el punto de venta no se va a quedar atrás y vamos a disfrutar comprando productos y servicios en el “mundo real” más que nunca.

¿POR QUÉ?

1. Porque las fronteras entre online y offline son cada vez más ficticias. En 2008 Trendwatching publicó un informe resaltando las nuevas formas en que el mundo offline o espacio real se estaba adaptando y copiando al dominante mundo online. (Ver más información sobre OFF=ON)

Pero ya no se trata de una adaptación, sino de una inmersión total, porque ya tenemos acceso online desde cualquier sitio, hasta tal punto que la distinción entre real y virtual dejará de tener sentido. Y si no, que se lo pregunten al comprador de la cadena norteamericana Sears que se encontró con un precio en tienda $3 más alto que en la tienda online, sacó su smartphone, compró online, eligió recogida en tienda y salió a recoger su compra. (Ver historia completa publicada en The Consumerist)

Además, cada vez estamos más influenciados por las compras y opiniones de nuestros amigos, fans y followers online, el tan ansiado Factor F.

2. Porque para muchos de nosotros “ir de compras” es una actividad de ocio: un modo de relajarse, una fuente de entretenimiento o una oportunidad para quedar con amigos y compartir experiencias. De ahí el aumento y de las tiendas experienciales, que convierten el punto de venta en un auténtico espectáculo.

3. Porque comprar en el punto de venta aporta un estatus de satisfacción instantánea. El impacto sensorial de caminar por una tienda, exhibir las bolsas, ser atendido por personal amable o simplemente comprar productos en un ambiente con otra gente mirando es una forma de “estatus” que el mundo online aún no puede ofrecer.

No olvidemos que la búsqueda de estatus social es base esencial del comportamiento del consumidor. Más información en este post Statusphere: las nuevas formas de conseguir estatus.

3. Porque el futuro del consumo es urbano y la cultura urbana es la cultura del punto de venta, a nivel global. Los habitantes urbanos tienen más ingresos disponibles, más tiempo de ocio y posibilidades prácticamente ilimitadas para gastarlo, y como resultado, la terapia de ir de compras seguirá siendo clave. Esto es especialmente llamativo en los mercados emergentes, que se urbanizan a pasos agigantados y en los que cada día aparecen miles de nuevos consumidores dispuestos a fundir la tarjeta. Según un estudio de AT Kearny, entre 2001 y 2010, las ventas al detalle en mercados en desarrollo pasaron del 35% al 42% sobre el total global, con un crecimiento per cápita cercano al 100%.

Esto no es más que un pequeño resumen, no te pierdas el informe de Trendwatching Retail Renaissance cargado de ejemplos, ahora también disponible en español.

¡Inspiración en estado puro!

Posts relacionados: Informe sobre el Futuro del Retail de PSFK

 

2 respuestas a El retail se reinventa, comprar en el punto de venta es cada vez más emocionante

  1. Pepe dijo:

    Me parece interesante

  2. Informe Forrester sobre el estado del Online Retail en Europa | Maria Jose Lopez dijo:

    [...] igual que el retail en el punto de venta se reinventa para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, el retail online también tiene que adaptarse para [...]

Leave a Reply