Las oportunidades favorecen a las mentes conectadas

Publicado por Maria Jose Lopez el Martes 31 ene 2012 en Charlas

Normalmente pensamos que una idea es una cosa aislada que sucede en un momento de iluminación, el típico “¡Eureka!” mientras estás conduciendo o en el baño. Pero Steven Johnson demuestra en esta excelente charla en TED que normalmente no es así.

En su afán por averiguar cómo surgen las buenas ideas y cual es el entorno que las propicia, hace un fascinante recorrido por sitios tan dispares como los cafés de Londres (lugares donde personas de diferentes procedencias y experiencias se reunían a compartir), ambientes biológicos como las barreras de coral y los bosques tropicales, y por supuesto, por la Web actual. Y ha encontrado algunos patrones recurrentes de los que podemos aprender para que nuestra vida, nuestra empresa o nuestro medio ambiente sean más creativos e innovadores.

Para empezar, ¿qué es una idea? Según Steven, una idea es una red en el nivel más elemental, es lo que sucede en el cerebro.

“Una idea nueva es una red de neuronas nuevas moviéndose en sincronía unas con otras dentro del cerebro. Es una configuración nueva que no se había formado antes. Y la pregunta es: ¿Cómo se mete el cerebro en ambientes donde este tipo de redes son propensas a formarse? De hecho, resulta que los patrones de redes del mundo exterior son similares a muchos patrones de redes del mundo interior del cerebro humano”.

Tomamos ideas de otras personas que nos encontramos en los “cafés”, las entretejemos de nuevas formas y creamos algo nuevo. Así es como sucede realmente la innovación.

Hace unos años, el investigador Kevin Dunbar realizó una especie de Gran Hermano para averiguar de dónde surgían las buenas ideas y la conclusión fue que casi ninguna idea innovadora surgió por sí sola en el laboratorio frente al microscopio, sino en la mesa de conferencias, en las reuniones semanales, cuando todos se reunían a compartir sus últimos datos y descubrimientos, los errores que habían cometido.

Las buenas ideas tienen que ver con el ambiente, con lo que Steven llama la “red líquida”, donde confluyen muchas ideas diferentes, de distintas procedencias, distintos intereses, que se empujan y rebotan mutuamente; ese ambiente es el caldo de cultivo de la innovación.

Qué gran contradicción entonces con el valor de proteger la propiedad intelectual manteniendo en secreto los desarrollos, patentándolo todo, cuando en realidad deberíamos dedicar más tiempo a fomentar la conexión de ideas.

¿Cómo si no, a partir de la necesidad de escuchar las señales durante la Guerra Fría, se iba a llegar a la invención del GPS? Escucha la historia completa porque es increíble.

¡Las oportunidades favorecen a las mentes conectadas! ¿Estás preparado?

Aquí tienes la charla completa y el vídeo que explica visualmente el proceso: “Where good ideas come from”


Etiquetas : , | 1 comentario